Razón de ser

Este Blog no es un blog oficial de UPyD. Lo aquí se diga, acertado o erróneo, lo digo yo.

miércoles, 1 de abril de 2015

Reflexiones de andar por casa

Este es, con algún pequeño cambio, un correo que envié a los afiliados de UPyD La Rioja para que supieran mis opiniones sobre el último Consejo Político. 
Pase lo que pase, ésta es la última entrada sobre problemas internos de UPyD en este blog hasta después de las elecciones autonómicas y municipales. 
Hola
Ayer, deliberadamente, no me acerqué al ordenador ni al correo ni a nada. Quería estar con mi familia y, sobre todo, quería estar un poco tranquilo. Pero, como miembro del Consejo Político, como miembro que ha participado en todos los Consejos desde el pasado Congreso, me gustaría dar una opinión sobre el asunto.
Para empezar, y por eso destacaba lo de miembro del CP que ha participado en todos, si el Consejo de Dirección es responsable de la actual situación, que lo es, también lo somos los miembros del CP. No quiero rehuir esa responsabilidad. El CP ha votado en diversas ocasiones a favor de medidas y decisiones del CD, incluso avalando su gestión hace pocos meses con un alto porcentaje de aceptación. Si vamos camino a la ruina por culpa del CD, la culpa también es mía.
Y soy responsable porque no soy un palmero del CD como parece ser una verdad aceptada. Se da por hecho que los miembros del CP lo somos porque el CD lo ha querido y les debemos a ellos nuestros puestos y nuestras responsabilidades. Y que por ello apoyamos al CD ciegamente a pesar de todo.
Yo, si me debo a alguien, es a Emilio. Soy miembro del Consejo Territorial de La Rioja porque él lo quiso y vosotros lo ratificasteis con vuestro voto. Y posiblemente seré número dos en la lista para el Parlamento Autonómico porque él confía en mi. Es decir, si yo fuera un palmero, lo sería de él y no del CD. Pero es que Emilio en realidad tampoco se debe al CD. Se debe a vosotros. Es Coordinador Territorial no porque el CD lo quiera, lo es porque vosotros le elegisteis. Y es Candidato por la misma razón tras pasar unas primarias.
Y como nosotros la gran mayoría de miembros del CP. Diga lo que diga Maura, que lo ha dicho, los miembros del CP no dependemos del CD para ser candidatos ni para optar a puestos de responsabilidad dentro del partido. Para ello sólo dependemos de los afiliados. Pensad que la mayoría de los miembros del CP no son como yo, número dos de sus listas, la mayoría son como Emilio, número uno porque han ganado unas primarias. Pensad en cuales son las lealtades de estos, por tanto.
Dicho esto, explico algo sobre el último Consejo Político.
Yo acudí disgustado. Me encontraba entre dos aguas y ninguna me gustaba.
Unos estaban por la labor de echar a Rosa ya, inmediatamente, para poder dar así la impresión de renovación inmediata y de cambio drástico. Y la gran mayoría de estos echaba la culpa a Rosa y a su CD de todo lo que ha sucedido de forma taxativa y sin medias tintas.
Otros compraban el mensaje del CD. Estamos sufriendo un ataque externo coordinado con los medios de comunicación donde se nos ningunea o, cuando se nos hace caso, es para atacarnos de la forma más dura y miserable que se pueda. Y nos lo están haciendo porque somos incómodos para los poderes establecidos porque somos insobornables.
Ninguna de las dos posturas las podía compartir. No puedo comprar ninguna. Y eso que estoy obviando la derivada de Ciudadanos. Estos son una corriente dentro de los de “Rosa vete ya” que, además, quieren un acercamiento más o menos directo a este partido.
El CD ha cometido errores muy importantes. A la crisis de Sosa se ha respondido de forma visceral y totalmente equivocada. Se descalificó y atacó a alguien muy conocido en UPyD de forma encarnizada. Y muchos contribuimos a ello, siendo también por tanto responsables de unas acciones equivocadas. También se cometió el error de hablar con Ciudadanos cuando no queríamos hacerlo. No quería el CD, no quería el CP en su mayoría, y se quiso hacer porque nos creímos muy listos y creímos que íbamos a dominar una situación que teníamos perdida y que íbamos a lograr vender las diferencias entre ambos partidos a los medios. Unos medios que ya habían decidido. Si no queríamos pactar, que no queríamos, era mejor no haber ido a hacer el paripé. Así no le hubiéramos dado tanta publicidad a C's. Un error serio, relacionado con esto, es no haber hablado el día de la ruptura con C's dejando a Rivera el campo libre para vender su versión. Incluso el documento que nosotros sacamos, 40 páginas a la hora de haber roto, nos dejó en muy mal lugar.
Y como estos, muchos errores (sí, también todo lo que ha dicho Carlos Martínez Gorrirarán que se debería haber callado y que debería haber recibido una reprimenda pública por ello). Y de antes. El partido no ha apostado por la profesionalización de su gestión. Hace años, y yo lo repetía, hace años que necesitábamos en La Rioja una única persona contratada para realizar la labor administrativa que realiza Emilio y que tanto tiempo le quita de la labor política. Necesitábamos un poco de estructura que hubiera coordinado y organizado mejor el partido. Y errores que ahora no se me ocurrirán pero que a vosotros sí.
Pero yo no olvido a Sosa y lo que este provocó. No olvido sus mentiras con lo de las Coordinadoras en Gestoras, con las salidas en masa de afiliados, con la acusación de autoritarismo como si en UPyD no se hiciera nada que Rosa no quisiera. No olvido que los medios nos han ignorado de forma sistemática. Nos ha pasado aquí también. Aquí me vi forzado a retirar una Tribuna sobre el asunto de Ciudadanos en el Diario La Rioja porque no la publicaban después de tres semanas enviada. Aquí hemos sido el tercer partido en dos elecciones (generales y europeas) en toda La Rioja (y otra vez más en Logroño contando las municipales), y se nos ha tratado como si no existiéramos. No olvido a Maura haciendo campaña por otro partido desde su escaño en Europa por UPyD. No olvido a tanto periodista listillo alucinando con propuestas que habíamos presentado nosotros hace dos y tres años y que nos habían ignorado. No olvido que en Andalucía partíamos desde los 190.000 votos en las europeas pero que nos trataron como si no hubiéramos recibido ninguno.
Quiero decir que para mi no había negro ni blanco. No podía elegir de forma sencilla A o B.
Al final he aceptado que el sacrificio de Rosa es inevitable. Pero no porque a mi me parezca necesario. Lo es porque a los votantes se lo parece. Porque los medios crueles ya le han puesto precio a su cabeza y cualquier día la regalarán en la edición dominical. Lo es porque la inercia de UPyD es complicada y necesitamos un golpe de efecto que nos ayude romperla. Y el único cartucho bueno de verdad es librarnos de Rosa. Pero, por eso todo lo anterior, no porque se la única culpable. Sino porque, a la antigua usanza, hemos de subirla al altar de la democracia y ofrecer una víctima a los dioses para que se aplaquen. Todos somos culpables y ella pagara el precio.
Entonces, ¿por qué esperar a después de Mayo? Yo voté a favor del texto que le da dos meses a Rosa. Porque yo sí creo que una gestora ahora en medio de unas elecciones era la perdición total de UPyD. Nos íbamos a pasar estos dos meses hablando de UPyD y no de lo que UPyD propone. Iba a ser un goteo con los miembros de la gestora, con las declaraciones de estos, con las declaraciones de los que se hubieran quedado fuera, con declaraciones de distintos Consejos Territoriales que tratarían de salvar su culo de la quema… y así un largo etcétera. Y no diríamos nada de lo que UPyD quiere para sus vecinos en estas elecciones. Y es imposible que un votante que no sabe qué queremos y que lo único que sabe de nosotros es que estamos en medio de un cisco interno de mil pares de narices, nos vote.
El texto de Rosa lo apoyé después de prometer el cambio entre Conferencia Política y Congreso Extraordinario. No es lo mismo. Una conferencia es lo mismo que nada. Algo que se hace cuando las aguas están calmadas y estas en la cresta de la ola para dar titulares de prensa. Pero no sirve para nada a la hora de arreglar los evidentes problemas internos del partido.
Un Congreso Extraordinario es la oportunidad de refundar UPyD. Es la última oportunidad, posiblemente.
Yo entiendo a quien decida abandonar. Nos volverá a pasar y alguno más de vosotros lo hará. Es difícil estar donde estamos ahora. Es difícil no ver el futuro de UPyD en la cuerda floja. Es difícil no apenarse y no pensar en todos los esfuerzos realizados.
Pero yo aún creo en UPyD. O, más bien, creo que las ideas que defiende UPyD no las defiende nadie como lo hace UPyD. Creo que hemos cometido miles de errores, pero también miles de aciertos. Creo que en estos siete años UPyD ha logrado que se hablara de cosas de las que no se hablaba. Y creo que UPyD aún puede hacer un servicio a España y los españoles. Será difícil, cierto. Pero es posible.
Por eso voté a favor. Si es un error, lo es mío también. No sólo del CD. Pero creo que es la hora de abrir un paréntesis. De pasar un par de meses peleando por las elecciones municipales. De hablar de lo que UPyD propone y no de lo que UPyD es o deja de ser.
Y luego, en junio, será el momento de que algunos de vosotros deis un paso al frente, acudáis al Congreso Extraordinario y refundéis UPyD para que vuelva a ser el partido que necesitamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario