Razón de ser

Este Blog no es un blog oficial de UPyD. Lo aquí se diga, acertado o erróneo, lo digo yo.

viernes, 20 de febrero de 2015

Primarias. Parece difícil, pero no lo es

La verdad es que no es tan difícil pero hacen que lo parezca. Lo de las primarias, de verdad, no es tan difícil. UPyD lleva siete años haciéndolas.

Proceso. Las convocas con suficiente antelación para que todo el mundo se entere y los que quieran presentarse puedan hacerlo. No pones avales entre tus afilados para presentarse más allá de pedirles que estén al tanto de las cuotas (elemental). Pones una fecha y un horario lo más amplio posible para que todo el mundo pueda acudir a la urna. Haces el recuento y proclamas al vencedor. Punto. De verdad, no es difícil.

Riesgos. Sí, los tiene. El perdedor en ocasiones se larga a C's diciendo que no hay democracia interna en este partido. Si hubiera ganado no se hubiera ido, claro. Pero esto es una gripe que hemos de pasar todos (no sólo en UPyD) hasta que todos admitamos que la democracia es así.

Beneficios. Más que los riesgos. Implicas a los afiliados en la gobernanza de su propio partido. Implicas a los afiliados para trabajar por el partido y, así, ganarse el voto del resto si se presentan en unas primarias. Tienes un comportamiento democrático coherente con tus ideas que puedes presentar ante los ciudadanos sin avergonzarte (como el resto). Renuevas constantemente el liderazgo del partido con gente trabajadora y decidida. Se aportan nuevas ideas y nuevos enfoques que sirven al ganador. Porque, a pesar lo dicho en “Riesgos”, en la gran mayoría de los casos el perdedor no se larga y aúna sus esfuerzos y sus ideas a la candidatura vencedoras enriqueciéndola.

Por todo esto no entiendo al resto de partidos. IU dice que hace primarias para elegir a Alberto Garzón y pone avales para sólo se pueda presentar Alberto Garzón. Lo mismo que Susana Díaz en Andalucía. Lo mismo que Tomás Gómez en Madrid, al que, como hemos visto, le sirvió de poco la treta porque allí está César Luena para cepillárselo y poner al candidato que él quiere. Candidato que, pese a lo que siempre dice el PSOE sobre primarias, pone a dedo tras un paripé de consulta a los afiliados (que apenas han acudido a opinar, lógico). ¡Ah!, y la nueva moda de la política, C's (sí, donde se van los que no “encuentran” democracia en UPyD) también exige avales a sus candidatos. Cerrando puertas, que es gerundio.

Claro que me dejo lo mejor de lo mejor. No me digan que Pedro Sanz, virrey de La Rioja desde hace más de 18 años, afirmando que va a celebrar una parodia de las primarias preguntando a los cargos del PP no deja de tener su gracia. Ni habrá otro candidato, ni votarán todos los afiliados. Pero, sobre todo, los votantes están en el puesto en el que están porque Pedro Sanz les ha puesto allí. Y les puede quitar si quiere. Así que, ¿qué van a votar?

En fin, lo dicho. No es tan difícil. Aunque, visto como lo hacen la mayoría excepto UPyD, lo pueda parecer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario